Archivo de la etiqueta: Steven Spielberg

Tiburones

Pocos animales han despertado una mezcla por igual de terror y fascinación como los tiburones, algo de lo que Hollywood y Steven Spielberg supieron aprovecharse muy bien, provocando que muchas personas se lo pensaran dos veces antes de meterse en el mar… como Alfred Hitchcock había conseguido una década antes, con Psicosis, que otros muchos no las tuvieran todas consigo al meterse en una bañera tras una cortina de plástico… o como, unos pocos años después, Antonio Mercero causara, con La cabina (rodada en parte en la presa de Aldeadávila de la Ribera) la inquina colectiva a las ya casi desaparecidas casetas telefónicas. Eso sí, al menos de La cabina no hubo una serie de infames secuelas, como sí sucediera con Psicosis o Tiburón.

Tiburón

Sin embargo, el libro que aquí se presenta trata de aspectos mucho más terrenales relacionados con los escualos, siendo el título bastante expresivo: Tiburones: conservación, pesca y comercio internacional. Hay un ejemplar del mismo en la Biblioteca, con signatura 597 GAR tib, que contiene también la versión en inglés . Asimismo, se encuentra disponible gratuitamente la versión española del mismo en la web del Ministerio de Agricultura (picar sobre la imagen inferior).

Tiburon 01

Hay un ejemplar de Tiburón, de Steven Spielberg, en la Biblioteca de la Casa de las Conchas (edición 30 aniversario) y en las bibliotecas municipales de Vidal, Miraltormes y Gabriel y Galán.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Naturaleza y cine, Zoología

“Queremos obtener un ‘pollosaurio’ a partir de una gallina”

En la entrada La vuelta de los dinosaurios se comentaba la fascinación que han ejercido estos reptiles en la imaginación de escritores, directores y guionistas de cine y televisión. La entrevista siguiente es una muestra más de ello, además de que el protagonista fuera asesor científico de Parque jurásico.

 

Crear un dinosaurio a partir de una gallina, eso es lo que propone Jack Horner (Shelby, Montana, 1946). Este paleontólogo, que participó como asesor científico en la película Parque Jurásico, afirma que bastaría con encontrar algunos genes clave para “convertir” un pollo en un dinosaurio. SINC ha hablado con él aprovechando que está en Madrid para dar una de las conferencias del congreso El ser creativo.

Guillermo García | SINC |

¿Qué le llevó a interesarse por los dinosaurios?

Estoy casi seguro de que nací así. No recuerdo no estar interesado en los dinosaurios. Además, siempre quise tener un dinosaurio como mascota (risas).

Usted y su equipo han intentado recuperar ADN de dinosaurio, ¿qué han conseguido?

Lo hemos intentado muchas veces y nunca hemos conseguido obtener nada de ADN. Se ha conseguido acceder a partes blandas de dinosaurios (vasos sanguíneos), y también se ha buscado en células óseas, pero lo máximo a lo que se ha llegado ha sido a encontrar proteínas.

¿Se podrá obtener alguna vez ADN?

Es posible que el material genético simplemente no dure tanto como para llegar hasta nuestros días, aunque continuaremos buscando…

Y mientras tanto a usted se le ocurrió crear un dinosaurio a partir de una gallina…

Los dinosaurios no se han extinguido, no hace falta crear uno porque ya los tenemos, las aves son dinosaurios. Para crear dinosaurios parecidos a los que se extinguieron a partir de una gallina solo hay que revertir los procesos genéticos que llevaron a los dinosaurios a convertirse en aves, y obtener así un pollosaurio. Para eso hay que encontrar los genes responsables de procesos como por ejemplo el hecho de que durante el desarrollo embrionario las gallinas pierdan la cola.

¿Por qué crear un dinosaurio?

Porque pueden ayudar a saber más sobre la evolución y sobre el desarrollo e incluso contribuir a importantes avances médicos. Y porque quiero uno.

“Los dinosaurios no se han extinguido, no hace falta crear uno porque ya los tenemos, las aves son dinosaurios”

¿Qué opina de las posibles implicaciones éticas?

No creo que existan implicaciones éticas. El ser humano ya ha alterado genéticamente muchas plantas y animales. Realmente no es diferente de cambiar características animales mediante cruzamientos convencionales.

¿Qué siente cuando encuentra un fósil?

Mi oficina es el campo, el trabajo de un paleontólogo consiste en buscar, por eso es muy excitante para mí cuando encuentro un fósil de dinosaurio, y en ese sentido he tenido mucha suerte.

¿Cuál ha sido el descubrimiento más importante para usted?

Mi descubrimiento favorito fue encontrar los primeros embriones de dinosaurios encontrados en el mundo.

Usted fue el asesor científico de Parque Jurásico, ¿cómo fue su experiencia trabajando en una película?

Trabajar con Steven Spielberg fue muy divertido, pero no cambiaría mi trabajo por el suyo porque pienso que buscar dinosaurios e investigar sobre ellos es el mejor trabajo que puede existir en el mundo.

¿De qué manera contribuyó en la realización de la película?

Mi trabajo fue asegurarme de que la recreación de los dinosaurios fuera lo más precisa posible, basándome en mi conocimiento científico.

¿Qué le parece Alan Grant, el protagonista de Parque Jurásico inspirado en usted?

Me alegré mucho de que mi personaje no fuera devorado por un T. rex

Michael Crichton fue el primero que imaginó la posibilidad de resucitar a los dinosaurios, ¿será usted el primero en llevar esa ficción a la realidad?

Eso espero.

http://www.agenciasinc.es/Entrevistas/Queremos-obtener-un-pollosaurio-a-partir-de-una-gallina

Deja un comentario

Archivado bajo Divulgación científica, Evolución, Genetica

La vuelta de los dinosaurios

La posible supervivencia de dinosaurios ha sido el argumento de libros, películas y series de televisión de la más variada calidad y fortuna.

La primera película que se reconoce en tratar el tema fue El mundo perdido (The lost world, 1925) basada en la novela del mismo título de un autor al que, en principio, no se esperaría interesado en estos temas: Arthur Conan Doyle. Sin embargo, Doyle ya había escrito una historia de terror en El sabueso de los Baskerville, y en los últimos años de su vida sería un asiduo aficionado a las prácticas de espiritismo.

La película tiene una trama tan sencilla como repetida desde entonces: una expedición británica al Amazonas descubre dinosaurios. Se vuelven a Londres con uno de ellos, que se escapa y causa el terror en la ciudad.

(picar en la imagen para ver la película)

Formidablemente realizada, no es casualidad que algunos de los que trabajaran en ella lo repitieran después en lo que quizá sea el clásico  del género por excelencia: King Kong.

Pasarían décadas hasta que otra película sobre este tema volviera adquirir una notoriedad igual o mayor: Parque jurásico (Jurassic Park, 1993), dirigida por Steven Spielberg y basada en la novela de Michael Crichton publicada tres años antes. El filme sería un gran éxito en taquilla, realizándose tres secuelas del mismo (la cuarta está sin estrenarse). Pero además caló profundamente en el imaginario colectivo: Crichton y Spielberg ponían sobre el tapete la posibilidad de que, con los avances de la ciencia, pudieran re-crearse dinosaurios a partir muestras de su ADN.

Así, hoy mismo aparece esta noticia sobre unos científicos australianos que no tienen problema en reconocer:

“Hemos estado permanentemente afligidos por el mito creado por ‘Parque Jurásico’ (filme de Steven Spielberg) desde principios de 1990”

Los dinosaurios no pueden ser «resucitados» a través de su ADN

Científicos australianos descubrieron que el ADN no sobrevive más de 6,8 millones de años y por eso es “sumamente improbable” la extracción de material genético de los dinosaurios, que desaparecieron hace 65 millones de años, informó hoy la prensa local

“Hemos estado permanentemente afligidos por el mito creado por ‘Parque Jurásico’ (filme de Steven Spielberg) desde principios de 1990”, dijo Mike Bunce, uno de los científicos que participaron en esta investigación al diario Sydney Morning Herald (SMH) al comentar el estudio que derriba estas creencias.

La película de Spielberg avivó la creencia de que el ADN de los dinosaurios se podía extraer de mosquitos preservados durante millones de años en el ámbar y reconstruir así los cromosomas para reproducir a los grandes reptiles de la era mesozoica. Para conocer la viabilidad del experimento, Bunce y su colega Morten Allentoft decidieron estudiar el periodo de supervivencia del ADN a partir de los restos de 158 moas, unas aves gigantes neozelandesas extintas.

Los investigadores descubrieron que el total del ADN de los restos de los moa se redujeron a la mitad en un período de 521 años cuando se conservaron a una temperatura de 13,1 grados, según la fuente.

Este dato fue extrapolado posteriormente con otros lugares, tomando en cuenta la variación de la temperatura, para analizar “qué sucedería en un ambiente gélido o ligeramente más cálido”, explicó Bunce, cuya investigación fue publicada en la revista científica Proceedings of the Royal Society B.

De ese modo, los científicos hallaron que el ADN sobrevive en fragmentos óseos durante 6,8 millones de años si se conservan a una temperatura de cinco grados bajo cero, lo que hace inviable resucitar a los dinosaurios.

Sin embargo, el científico australiano acotó que es probable que se pueda extraer una pequeña cantidad significativa de ADN de restos de alrededor de un millón de años de antigüedad conservados en ambientes gélidos y “hacer algo con ellos”.

Por otra parte, existen otras dificultades para extraer el ADN de insectos conservados en ámbar. Por una parte, los insectos tienden a desintegrarse por su estado de descomposición y el ADN suele estar contaminado e incompleto.

http://www.larazon.es/noticia/8722-los-dinosaurios-no-pueden-ser-resucitados-a-traves-de-su-adn

2 comentarios

Archivado bajo Divulgación científica, Evolución, Genetica