Archivo de la etiqueta: Comportamiento animal

Los diez mandamientos para compartir el planeta con los animales que amamos

Dos científicos expertos en el estudio del comportamiento animal, Jane Goodall y Marc Bekoff, nos proponen diez mandamientos que debemos cumplir si verdaderamente estamos preocupados por nuestro planeta.
Su punto de partida es una perspectiva espiritual sobre las relaciones entre humanos y animales. Y ello les lleva a defender, de modo apasionado y persuasivo, que, si aplicamos esos mandamientos en nuestra vida cotidiana, la Tierra y todos sus habitantes podrán vivir en completa armonía.

Tarzan-chita-02

Jane, Boy, Tarzán y Chita

El libro desarrolla la idea de que nuestra obligación es vivir en estrecho contacto con los animales –puesto que los humanos formamos parte del reino animal– y nos dice que debemos aprender a conocerlos y entenderlos para poder protegerlos y evitar su extinción. El tema central de los mandamientos es la importancia y el valor que tiene cualquier animal como individuo, con su propia personalidad e idiosincrasia, algo sobre lo que ambos autores vienen escribiendo desde hace años. La conclusión es que se trata de diez mandamientos simples y a la vez profundos, pues, además de ayudarnos a reflexionar sobre nuestra forma de vivir en el planeta y mostrarnos cuáles son nuestras responsabilidades como “gestores” del mundo natural, nos enseñan algo todavía más importante: cómo respetar cualquier forma de vida.

los-diez-mandamientos-9788449328947

Hay un ejemplar de Los diez mandamientos para compartir el planeta con los animales que amamos en la Biblioteca, con signatura 504 GOO die.

Deja un comentario

Archivado bajo Ecología, Especies amenazadas, Medio ambiente, Zoología

Los animales y la autoestima – 2

En una entrada anterior, se podía apreciar cómo la observación de los animales servía para apreciar la importancia de la autoestima en dos escritores aparentemente muy opuestos: el terapeuta Nathaniel Branden y el religioso hindú Anthony de Mello.

cat-17862_640

http://pixabay.com/en/cat-sleeping-sleep-17862/

Precisamente De Mello, en el libro aludido allí, El canto del pájaro, tiene otra entrada, titulada”Los bambúes”, que ilustra muy bien este aspecto de la contemplación de los animales y, por extensión, de la naturaleza:

Nuestro perro, Brownie, estaba sentado en tensión, las orejas aguzadas, la cola meneándose tensamente, los ojos alerta, mirando fijamente hacia la copa del árbol. Estaba buscando a un mono. El mono era lo único que en ese momento ocupaba su horizonte consciente. Y, dado que no posee entendimiento, no había un solo pensamiento que viniera a turbar su estado de absoluta absorción: no pensaba en lo que comería aquella noche, ni si en realidad tendría algo que comer, ni en dónde iba a dormir. Brownie era lo más parecido a la contemplación que yo haya visto jamás. 
Tal vez tú mismo hayas experimentado algo de esto, por ejemplo cuando te has quedado completamente absorto viendo jugar a un gatito. He aquí una fórmula, tan buena como cualquier otra de las que yo conozco, para la contemplación: Vive totalmente en el presente.
[… ]Después de años de entrenamiento, el discípulo pidió a su maestro que le otorgara la iluminación. El maestro le condujo a un bosquecillo de bambúes y le dijo: «Observa qué alto es ese bambú. Y mira aquel otro, qué corto es».
Y en aquel mismo momento el discípulo recibió la iluminación.

Los animales y la autoestima

1 comentario

Archivado bajo Zoología

Los bonobos comparten voluntariamente la comida con extraños a cambio de compañía

En una serie de experimentos, los autores encontraron que el comportamiento de los bonobos fue al menos en parte impulsado por motivaciones altruistas

Bonobo

Los bonobos comparten voluntariamente la comida e incluso renuncian a sus propios alimentos por un extraño, pero sólo si el receptor les ofrece a cambio interacción social, según un estudio publicado este miércoles por Jingzhi Tan y Brian Hare, de la Universidad de Duke (Estados Unidos), en la revista ‘Plos One’.

En una serie de experimentos, los autores encontraron que el comportamiento de los bonobos fue al menos en parte impulsado por motivaciones altruistas, ya que los animales ayudaron a adquirir alimentos a extraños, incluso sin interacción social posible como resultado de ayudarlos. Sin embargo, su generosidad tenía sus límites: los animales no comparten la comida en su poder si no existe interacción social posible.

Aunque los sujetos de estudio fueron todos los bonobos que habían quedado huérfanos por el comercio de carne de animales silvestres en el Congo, no mostraron diferencias significativas psicológicas de bonobos que habían sido criados por sus madres. Según los investigadores, sus resultados ponen de manifiesto la evolución de la generosidad de estos simios, los parientes más cercanos del ser humano y sugieren que el comportamiento puede haber evolucionado para permitir la expansión de las distintas redes sociales.

“Parece una locura para nosotros, pero los bonobos prefieren compartir con desconocidos”, dijo Brian Hare, profesor de Antropología Evolutiva en la Universidad de Duke. A su juicio, Están tratando de ampliar su red social y, al parecer, lo valoran más que mantener las amistades que ya tienen.

Para medir esta voluntad de compartir, realizaron una serie de experimentos con bonobos del santuario Lola ya Bonobo, en Kinshasa, República Democrática del Congo. “Ellos se preocupan por los demás, pero sólo en una especie de forma egoísta –dijo Hare–. Comparten cuando se trata de un tipo de ‘low-cost/low-benefit situation’, pero cuando se trata de una situación en la que no hay beneficio, no comparten, algo que es diferente de un ser humano, que tiene que preocuparse de dar a otros de forma anónima”.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/74009/2013/01/03/bonobos-comparten-voluntariamente-comida-extranos-cambio-compania

Deja un comentario

Archivado bajo Zoología