Findes de ecologismo… exacerbado

Si bien los hábitos positivos hacia el medio ambiente son algo no sólo bueno, sino obligado, no han podido librarse de excesos, como por otro lado es normal en cualquier actividad humana.

El catálogo es amplio: ruptura intencionada de cables de alta tensión en obras públicas como presas, puestas en libertad de visones americanos de granja… en España (perjudicando a los autóctonos), antitaurinos que se alegran de la muerte o heridas de toreros o de la abolición de las corridas en sitios donde se sigue maltratando a los animales con festejos como los correbous o las peleas de gallos, adicciones como la ortorexia o hijos criados con déficits graves de proteínas…

Frutariano

En este pequeño capítulo, el humorista José Mota, a través de ese Supermán castizo que es El Tío de la Vara, parodia a lo que podría llamarse un ecologista exacerbado. En el fondo, una llamada a las actitudes responsables y a hacer ver que todo exceso, incluido el debido a las causas más nobles, acaba resultando perjudicial, para uno mismo y para el propio entorno.

Deja un comentario

Archivado bajo Medio ambiente, Naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s