Findes de naturaleza y cine: Náufrago o el paraíso inhóspito

Desde que se publicara en 1719, Robinson Crusoe se ha mantenido como una novela con una fortísima presencia en la cultura universal, hasta el punto de popularizarse la expresión “robinsón”, que según el Diccionario de la RAE,

(Por alus. a Robinsón Crusoe, protagonista y título de una novela de Daniel Defoe, c1659-1731).
1. m. Hombre que en la soledad y sin ayuda ajena llega a bastarse a sí mismo.

robinson_crusoe

(http://redmarketer.files.wordpress.com/2009/02/robinson_crusoe.jpg)

Ese hombre que, náufrago en una “isla desierta”, consigue sobrevivir tantos años, sólo acompañado en los últimos por la víctima de un acto caníbal al que llamará “Viernes”, se ha mantenido como un símbolo romántico de retiro, soledad e independencia en los Mares del Sur (aunque parece ser que la isla estaba en el Atlántico) o en las modernas metrópolis, algo que refleja el escritor Antonio Muñoz Molina en un excelente libro significativemente titulado El robinsón urbano:

“La mejor literatura de la modernidad la han escrito los grandes robinsones urbanos”.

Como también Robinsón se titula una canción de Ana Belén, compuesta por Víctor Manuel:

…librarse de esta jungla de metal
como un robinsón
de regreso al mar (…)

No es un Mar del Sur
esta habitacion
donde no entra el sol

Sin embargo, en Náufrago (Cast away, 2000), toda esa visión romántica desaparece. La historia es bien simple: Chuck Noland (Tom Hanks) es un ejecutivo a punto de casarse que, en un viaje, sufre un accidente de avión, siendo el único en conservar la vida al sobrevivir a la caída del avión en el mar y llegar a una isla desierta en el Pacífico. Allí la vida será muy dura, marcada por la soledad, las enfermedades y las dificultades para alimentarse, saciar la sed y, por encima de todo, mantener la cordura. Noland irá depurando sus habilidades para recolectar agua y alimentos y encontrar su propio Viernes, para así salvarse de la locura.

Náufrago_Tom_Hanks

El director de la película, Robert Zemeckis, que ya había realizado películas tan estupendas como Regreso al futuro y Forrest Gump (también con Tom Hanks), tuvo muy claro desde el principio que la película trataba de la lucha de un hombre por sobrevivir en una isla que fuera tan lejana de ser paradisíaca como pudiera imaginarse. Por eso, incluso la luz resulta “fría” a pesar de tratarse de una isla tropical.

Cast away 2

Tal vez, junto con la cuestión de la soledad, el otro mensaje fundamental de la película sea lo necesario que es pararse a valorar qué es lo importante en la vida y no darlo por supuesto;  así, lo material se reduce a lo imprescindible, en este caso a la comida, la bebida y aquello que sostiene la existencia: “con un simple balón se pueden tener sueños… muy buenos sueños” (EM)

Wilson

La película gozó de un gran éxito de crítica y público y supuso la nominación para el Óscar de un excelente, como casi siempre, Tom Hanks. Tal vez el único pero sea el final, aunque eso es algo que queda para la valoración del espectador. Pero cabe aquí recordar una de las múltiples versiones cinematográficas que se han hecho de la novela, ésta de los años 70. En la última escena de la película Robinsón está ya en el barco que le llevará de vuelta a Gran Bretaña, contemplando cómo se van alejando lentamente de la isla. Entonces le comenta al capitán, que está a su lado, junto con Viernes:

– Créame, capitán, que me están dando ganas de tirarme al agua y volver a la isla. Allí he pasado casi treinta años, los mejores de mi vida.

Por algo parecido, Edith, la mujer de Lot, se convirtió en estatua de sal. Pero ésa es, desde luego, otra historia, que tiene que ver con nostalgias, añoranzas, morriñas, saudades…

…O no, tal vez sean, en el fondo, la misma historia.

Cast away 01

Se puede ver la película en V.O. (1/8) picando en la imagen. Hay además 2 dvds disponibles en las bibliotecas Torrente Ballester y Gabriel y Galán, del Ayuntamiento de Salamanca.

(PSS)

1 comentario

Archivado bajo Naturaleza y cine

Una respuesta a “Findes de naturaleza y cine: Náufrago o el paraíso inhóspito

  1. Pingback: El sentido del asombro | Usal Biologica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s