Findes de ciencia y cine: La pesca del salmón en Yemen

¿Pescar salmones en Yemen? Toda una locura, aparentemente… Sobre esta bendita locura se basa la película británica La pesca del salmón en Yemen (Salmon fishing in the Yemen), estrenada en 2011.

Argumento: El doctor Alfred Jones (Ewan McGregor), miembro del Centro Nacional para el Fomento de la Piscicultura, debe su reputación a un trabajo pionero sobre la reproducción de los moluscos. Cuando su jefe le pide que estudie la posibilidad de introducir el salmón en Yemen, rechaza la propuesta rotundamente. Lo que ignora es que detrás del proyecto está un acaudalado jeque árabe (Amr Waked), empeñado en exportar el arte de la pesca con mosca al norte de Yemen. Sin embargo, el disparatado proyecto capta la atención de una ambiciosa asesora (Kristin Scott Thomas) del primer ministro, que ve en él una excelente oportunidad para mejorar el prestigio del Reino Unido en Oriente Medio y, de paso, consolidar su futuro político. Cuando el proyecto se pone en marcha, el doctor Jones se ve obligado a reconsiderar su dictamen inicial y a colaborar con la joven y atractiva representante del jeque (Emily Blunt). (Filmaffinity.com)

La pesca del salmón en Yemen, basada en la novela homónima de Paul Torday, es una comedia típicamente británica, capaz de sacar humor de las situaciones más trágicas. A través sobre todo de los actores de reparto, se hace parodia del mundo científico y del político, y de cuando ambos coinciden y/o se necesitan. Pero la película va más allá de la sátira, al tocar muchos temas: en el plano estrictamente personal de los protagonistas, surgen cuestiones como la propia vocación, la rutina y la novedad en las relaciones amorosas, el duelo ante una pérdida, la empatía y la misericordia, la posibilidad de cambiar… En el plano social, la ecología (incluidas las especies invasoras), la política internacional y doméstica, la ingeniería civil; y, como mezcla de ambos planos, el ateísmo, la fe y la Fe, la esperanza, el fundamentalismo y la tolerancia.

Como en Local hero, los paisajes escoceses tienen un importante papel, así como el desierto. El director y el guionista se sirven de ellos para elaborar ricas metáforas existenciales, y nada mejor que el pez protagonista, el salmón, para cumplir esa función simbólica.

Sin embargo (y eso es algo que deberá descubrir el espectador) tal vez la imagen más rica y fundamental en el desarrollo del filme, no tiene lugar en ninguno de esos dos ambientes.

El libro se encuentra disponible en la biblioteca de la Casa de las Conchas (signatura: N TORDAY, Paul) y varias bibliotecas más de la provincia y de la región. La película puede verse, mediante pago desde 3 euros, en Youtube.

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y cine, Medio ambiente, Naturaleza, Política científica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s