Findes de ciencia y cine: la naturaleza en Local hero (Un tipo genial)

Además del género de la ciencia ficción, que como se veía en la entrada anterior (Aeon Flux) debería llamarse más apropiadamente ficción científica, la naturaleza, en sus diversas variantes (caza, catástrofes, medioambiente…) constituye otro de los argumentos habituales de cierto cine. Por recordar sólo una pequeña muestra, del género cinegético se pueden reseñar Mogambo (John Ford, 1953) o la española La caza (C. Saura, 1965); del de catástrofes, Cuando ruge la marabunta (Byron Haskin, 1954), Deep impact (Mimi Leder, 1998) o la recién estrenada Lo imposible (JA Bayona); y del cine con inquietudes medioambientales, Un lugar llamado milagro (Robert Redford, 1987) o Gorilas en la niebla (Michael Apted, 1988).

(película completa en Youtube; el acento escocés resultará bastante apreciable)

Para inaugurar la serie de este blog dedicada a la naturaleza y el cine, la película recomendada para este fin de semana es la británica Local hero (Bill Forsyth, 1983), que aquí se tradujo como Un tipo genial. El argumento es el siguiente:

El millonario del petróleo, Happer, envía a Mac a un pueblo remoto de Escocia para asegurar los derechos de propiedad de una refinería que quieren construir. Mac, junto a Danny, comienza las negociaciones. Los habitantes del lugar, deseosos de obtener beneficios, le ponen las cosas bastante fáciles a Mac y Danny. Sin embargo, un ermitaño local que recoge basura de la playa, Ben Knox, vive junto a una playa crucial que también posee. [extraído de Wikipedia]

La película transcurre en un ambiente subyugador, el de una pequeña ciudad costera de Escocia donde todos se conocen y mantienen a pesar de ello su propia idiosincrasia y, a la manera del gran mejor celuloide británico (piénsese en Full monty) siempre está presente un humor que relativiza saludablemente las situaciones más insospechadas (en este caso, la implantación de una refinería que destruiría un paraíso… o el deseo de la mujer del vecino).

Como en las buenas fábulas morales, los protagonistas son otros cuando acaba la película, y alguno de los personajes resultan de una humanidad muy cercana aquellos personajes del cine clásico estadounidense de John Ford, Frank Capra o Howard Hawks.

Entre las razones del éxito de este film está la buena interpretación de los actores y en especial la de Burt Lancaster, en un papel tan corto y decisivo como entrañable; la belleza de los paisajes escoceses, y la banda sonora original, que resultó tan famosa (o más) como la propia película. Este éxito de la música se debió a que el compositor de la misma fue Mark Knopfler, cantante y guitarrista de uno de los grupos de rock míticos de los años 80: Dire Straits. Knopfler, que es escocés, se encontraba en ese momento en el punto más alto de su carrera musical, tanto en solitario como en el grupo, y creó una banda sonora muy rica y original, que alterna los sonidos del mar, la polca  el vals, el jazz y el blues, la música puramente instrumental y el pop más ochentero. El resultado: una banda sonora tan recomendable como la película.

(“Going home”, tema principal de la BSO de Local hero)

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Medio ambiente, Paisajes

Una respuesta a “Findes de ciencia y cine: la naturaleza en Local hero (Un tipo genial)

  1. Pingback: Findes de ciencia y cine: La pesca del salmón en Yemen | Usal Biologica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s